8 de agosto de 2014

Tendencias: Hamacas en la casa




Durante muchos años las hamacas han sido uno de los símbolos de la cultura costeña, pero también del relax propio de una visita a la playa. Sin embargo, hoy en día es cada vez más común encontrarlas en las casas y apartamentos, quienes en lugar de los tradicionales muebles, han optado por esta artesanía.


 

Las ventajas de tener una hamaca


Leer, echar una siesta o ver televisión en la sala de la casa, son algunas de las actividades preferidas por los dueños de las hamacas.

Adicionalmente, esta constituye una nueva forma de decorar la casa, pues con una alfombra adecuada y algunos cuadros artesanales, es posible crear un ambiente diferente a lo que se espera. También puedes reemplazar los tradicionales sillones con algunos cojines.



Cómo instalar una hamaca


Si ya has tomado la decisión de instalar una cama en tu casa, entonces lo primero que debes tener en cuenta es el espacio.

Entre las dos puntas de la hamaca debe haber una distancia 2,70m. Si es menor resultará incómoda, pero si las paredes están muy lejos, entonces puedes utilizar una cuerda extra. 

Con respecto a la altura, los extremos deben fijarse a 1,80m, pero siempre teniendo en cuenta que la altura mínima con respecto al piso sea de 30 cms. Ahora bien, es natural que con el uso o el lavado, esta tienda a estirarse, por lo que te aconsejamos dejar un espacio mayor al inicio.

La instalación es igualmente sencilla, pues estas vienen con un set de tornillos para que el gancho quede fijado a la pared, pero si no es así, entonces puedes comprarlos en cualquier almacén de superficies.

Otro punto clave, es la elaboración de los nudos y el grosor de la cuerda. Lo recomendable es que sean de 6mm para evitar el desgaste por el uso y hacer nudos dobles para una mayor seguridad. Casi siempre lo único que debes hacer es colgar la hamaca en el gancho, pues los nudos ya están armados.


¡Quiero comprar una hamaca!



Hasta la próxima!


No hay comentarios:

Publicar un comentario